In this blog, you can learn, remember, contribute, suggest, comment about their beautiful game of billiards.

Neste blog você pode aprender, lembre-se, contribuir, sugerir ou comentar sobre o nosso esporte bonito.

Dans ce blog, vous pouvez apprendre, se souvenir, de contribuer, proposer, des commentaires sur notre beau jeu de billard.

In diesem Blog können Sie lernen, erinnern, tragen, schlagen, Kommentar auf unserer schönen Partie Billard.

In questo blog si può imparare, ricordare, contribuire, propoerre e commentare il nostro sport bellissimo.

블로그에서는, 제안, 참여, 기억 당구 우리의 아름다운 경기에 대한 의견, 배울 있습니다.

miércoles, 10 de marzo de 2010

CLAUDIO NADAL

Claudi Nadal Ribera nació en Agramunt, provincia de Lleida el 1 de Agosto de 1932. Empezó a jugar al billar a los 11 años, cuando todos los domingos acudía con su padre y su hermano al CB Barcelona. A los 18 años ya era 1ª categoría a tres bandas.
Subcampeón del mundo de Billar Artístico en 1972, campeón de Europa en Billar Artístico en 1979, 7 campeonatos de Europa interclubs "Copa de Europa" a tres bandas, 10 veces campeón de España a tres bandas, 3 veces campeón de España en Artístico, 20 campeonatos de España interclubs a tres bandas, además de otras medallas de plata internacionales y numerosos campeonatos de Catalunya.
Así figuraba la noticia de su fallecimiento en PortalBillar.com: "Ayer día 22 de octubre nos dejó un gran billarista y amigo apreciado por todos los que estamos en el mundo del billar..."
Mis impresiones: probablemente Claudio Nadal junto con Avelino Rico han sido los grandes impulsores de las tres bandas en España. 50 años dedicado al estudio y práctica del billar le llevan a numerosos títulos internacionales, nacionales y autonómicos, especialmente en tres bandas y en billar artístico.
Como jugador era un gran estratega, golpe dulce y experto en sistemas. Cuentan que fue el pionero en España de la jugada de doblete a la que prefería optar en numerosas ocasiones para posiciones de cabaña, incuida las de las tres bolas en el centro del billar, el éxito y fiabilidad de su ejecución en esta suerte sorprendió al principio pero contagió después.
Por encima de sus logros está un aspecto difícil en el haber de un jugador: "crear un estilo de juego" que fue admirado e imitado por muchos. Con un juego serio, disciplinado y ortodoxo. Lectura de posiciones y situaciones de un partido, equilibrio de ataque-defensa, Claudio ha sido un modelo.
Desde esta humilde ventana mi mayor respeto y consideración para uno de los grandes jugadores españoles de todos los tiempos.

4 comentarios:

  1. al hilo de esto, mirar este video de youtube, http://www.youtube.com/watch?v=CoxHhlis8Io

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Soy Jordi Oliver, navegando he encontrado este blogg y me gustaría rendir homenaje a quién fue mi maestro y padre en el mundo de billar, solo agradecerte tus palabras que por mucho que digamos nunca llegarán a calificar lo grande que fue Claudi.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Jordi, es un honor para mí que visites esta página. Y, efectivamente, siempre nos quedaremos corto hablando de Claudio Nadal.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días
    Soy Pep Sansó, mallorquín, de 45 años, de joven jugaba al billar a tres bandas con mucha ilusión y tuve la suerte de conocer a Claudio en sus constantes venidas a Mallorca y en los viajes que realizábamos nosotros a la peninsula y coincidíamos.
    Fui un privilegiado, entre mis quince y veinte años me dejaron ser partícipe de horas y horas de conversaciones entre Claudio Nadal, Avelino Rico, Pepe Quetglas, Pepe Carrillo, Juan Far, Jesús Villamor, Mateo Bauzá y un larga lista de grandes personas, que eran muy amigos entre ellos y que amaban el juego del billlar y de las tres bandas en particular.
    Claudio como persona era extraordinario, como billarista un deleite para los ojos.
    Otro de sus grandes amigos, el también billarista Juan Far, siempre me decía:
    "cuando Claudio juega al billar parece que toca el violín" por su perfecta armonía
    entre su técnica de limado y su golpeo penetrado.
    No he podido evitar e hacer te pequeño homenaje a una generación de billaristas que amó el juego del billar, que siempre me inculcaron la idea de caballerosidad encima de una mesa de carambolas.
    Un abrazo a todos y un recuerdo entrañable a todos los que ya no se encuentran entre nosotros.

    ResponderEliminar